LA EDUCACIÓN DEL HOMBRE

Muy buenas a todos!

Estrenamos sección y lo hacemos recomendándoos la edición del 2005 del libro de Federico Fröebel “La educación del Hombre”, por Hortensia Cuéllar.

En ella nos propone una doctrina filosófico-educativa en la que se contempla la educación ideal del hombre comenzando desde la niñez, considerando el juego como el medio más adecuado para introducir a los niños al mundo de la cultura, la sociedad, la creatividad y el servicio a los demás, sin olvidar el aprecio y el cultivo de la naturaleza en un ambiente de amor y libertad.

Fué precisamente esta idea la que inspiró al pedagogo alemán para fundar los jardines de infancia o “kindergarden”, instituciones creadas especialmente para la educación del niño preescolar. En palabras de Fröebel, el jardín de niños debía ser “una extensión del hogar”.

Nos llama la atención el empleo de la actividad infantil no de modo mecánico, sino espontáneo, en la que el niño involucre todo su ser,  manifestándose prioritariamente en el juego.

Además creó una gran institución: “Instituto Autodidáctico”, influido por la teoría de la intuición educativa de Juan Enrique Pestalozzi. Éste era considerado el mejor método para aprender y consiste en una enseñanza intuitiva con fines de autoinstrucción. Ideó además una serie de materiales didácticos (juegos educativos), pensó en la utilización del cubo, triángulo y la esfera como apoyo a la teoría de Pestalozzi.

Recomendamos concretamente esta edición por la fantástica recopilación de textos de Fröebel que aparece en su último capítulo.

“Solemos, con harta frecuencia, desdeñar las manifestaciones del niño,porque no las comprendemos o nos parecen nulas o pueriles;nuestra negligencia en explicarnos a nosotros mismos la vida del niño, nos priva de la facilidad de explicársela, cuando él se dirige a nosotros para conocerla”

“Los fallos pronunciados sobre la naturaleza de un niño, en vista únicamente de sus manifestaciones externas, constituyen el motivo de tantas educaciones fracasadas, de tantas malas inteligencias entre los padres y los hijos, de tantos desvaríos de la fantasía, de tantas esperanzas defraudadas.

Que los padres , los tutores y los maestros se compenetren de esta verdad, que se familiaricen con ella, que la examinen hasta en sus más ínfimos detalles; pues ella les dará, para el cumplimiento de sus deberes y de sus compromisos, la seguridad y el reposo”.

Una lectura enriquecedora que nos descubre los orígenes de muchas de las teorías en las que se basa la educación libre actual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s